Cadenas mentales


"Nadie puede hacerte tanto daño como tu propio pensamiento" 
Buda

Cuando hablamos de cadenas mentales nos referimos a la acción de la mente que va condicionando nuestros movimientos, aquellos que implican un movimiento hacia la libertad o a una toma de mayor fuerza y conciencia.

Esas cadenas se nos presentan como resistencias a los cambios que nuestro Ser Superior pide para el cumplimiento de nuestros propósitos. Son limitaciones auto-impuestas, una prisión invisible que cargamos a cuestas y con la que nos movemos por la vida, construida eslabón a eslabón durante mucho tiempo. Algunas se sustentan en pensamientos tiranos, enseñanzas y creencias limitadoras que fuimos recibiendo como herencia y que se terminan alojando como paquetes informativos en nuestros sistemas energéticos. Otras nos llegan como un eco de acciones en vidas pasadas, activándose en esta encarnación. Sea cual sea el origen, todas se estructuran como condicionamientos, ataduras, bloqueos y patrones de conducta derivados de éstos.

En la medida que se identifican cada uno de estos eslabones, la cadena se hace más visible y esto permite ir reconociéndola y soltándola.

***
Imagen para meditar:
Los propios bueyes que aran nuestra conciencia crean surcos que irremediablemente transitamos una y otra vez, hasta que estos se hacen muy profundos. Hundidos en ese pozo de miedos y creencias, la repetición de conductas nos encierra y nos mantiene ciegos en la oscuridad. Salir del surco es posible y necesario. Salir del surco es reconocer que esos bueyes que lo labraron ya no están ahí, y que no hay nada con qué seguir arando.
***

Cuando decidimos desactivar los programas que están creándonos  cadenas, pueden aparecer muchas interferencias. Por eso, se vuelve importante evitar el desvío y las distracciones. Concentrar nuestra atención en un punto a la vez, ir a nuestro ritmo y no apresurarse. La meta es fluir.

A través de la lectura de los Registros Akáshicos identificamos cuáles son los condicionamientos heredados, cuáles fueron autogenerados, qué compone nuestra prisión mental, cuál es el alcance de nuestras reacciones. Mediante este “despertar” liberador, vamos desatando uno a uno los eslabones. 

Como un plus, el trabajo con los Registros es integrador y holístico, por lo que siempre podemos apoyarlo con otras herramientas como la Terapia Floral, sosteniendo desde lo mental, lo emocional y en lo físico aquello que se va presentando; o con Ho'oponopono, para limpiar programas con nuestros decretos y llaves personales. El trabajo en conjunto con estas herramientas es contenedor y maravilloso.

Si deseas contactarte conmigo por cualquier duda o para solicitar tu lectura, sigue este enlace o escribeme a marcelakortiz@gmail.com. Tu consulta es bienvenida!

Entradas populares