Ir al contenido principal

Trascendencia


"Están allí no solo para vivir la vida en la Tierra y para recoger experiencias, sino que hay algo más. ¿Qué es lo que hay más allá de la recolección de experiencias?: la Trascendencia.

Se trata de una voluntad de evolucionar hacia la Fuente. Esta voluntad existe en el Ser como la respiración existe en los humanos. No es posible separar la existencia misma del Espíritu, de su voluntad de Trascendencia; puesto que el movimiento es perpetuo y el avance es inevitable hacia una meta, que es la vuelta al Origen.
La vuelta al Origen es la razón de la búsqueda, de todas las búsquedas. Porque allí se conocen todas las respuestas. Almas que vienen y van, que cumplen con una misión de Servicio, que guían y apoyan. Esas almas son ustedes mismos en otros tiempos dimensionales. Es aquí y ahora. Mientras existen en la Tierra, también existen como almas que guían a otros en otros remotos lugares. La Trascendencia en ustedes es inevitable.
Creer en una religión, en un dios o en varios dioses, creer en una filosofía extraterrena o en una terrena fruto del pensamiento de los sabios de todas las eras… ¿Cuál es el objetivo de establecer estas ideas? Es la búsqueda, es inquietar a las almas dormidas para que recuerden que hay algo más allá de la Humanidad que también tiene un propósito. Todos tenemos un propósito y es a través del Servicio que las almas, los espíritus guías y seres ayudantes han elegido vivir su camino hacia la Trascendencia. Es decir, vivir esta evolución a través del Servicio como lo hacen muchos de ustedes también en otros planos frecuenciales.

El alma es un conjunto de seres únicos, que es un concepto de difícil comprensión pero que quienes alcanzan esta comprensión pueden adaptarse mejor a la idea de Trascendencia. Es decir que son muchos y uno a la vez, como la existencia misma. Uno y Muchos a la vez.  Así son. Así somos. La Trascendencia entonces, repetimos, es inevitable, porque el hecho de existir ya los ha puesto en esa vía. Trascender hacia la Fuente es el retorno a la inocencia, a la pureza total, libre incluso de las experiencias, pues una vez que las entregamos al Akasha ya no nos pertenecen. Al ser Recuerdos, ya no somos poseedores de esa energía y conjunto de vivencias que conforman esos recuerdos. Sería difícil, sin despojarse de esos recuerdos, que pudiéramos lograr avanzar. Eso es también la Trascendencia. Es movimiento continuo y perpetuo, y los sentimientos están fuera de esta ecuación. Mas la emoción vibra en sintonía con una frecuencia, que es un código de resonancia que llamaremos “llave”. Hay un código/llave que al conectar/encajar con una determinada frecuencia, abre el Libro de la Trascendencia, que llamamos también Libro de Almas o Registros Akáshicos. Es el encuentro con recuerdos de estados vibracionales anteriores para la comprensión de su propia historia, y para recobrar los recuerdos que los coloquen sincrónicamente en la vía de la Trascendencia.
El concepto que conecta en 3D con este propósito puede establecerse con esta frase, que es: “Comprendo que existo y existiré mas allá de este cuerpo, de esta mente y de este corazón. Comprendo que mi espíritu es inquieto, sabio y eterno. Comprendo que estoy aquí y allá simultáneamente aunque mi mente no lo perciba, porque Soy más allá de esta esfera, Soy más allá de muchas esferas, Soy más allá del infinito, porque soy parte del Todo Manifiesto e Inmanifiesto”.

Recuerden, este proceso en la Tierra es una experiencia, y aunque retornen mil veces o más a ella, no es más que un breve acontecimiento en la vida de su Espíritu. Comprendan la Trascendencia y vivan por siempre. Darle consciencia a este pensamiento los reconecta con una frecuencia importante. La estructura de ADN que necesita acomodarse al trabajo evolutivo, necesita también herramientas; de lo contrario entra en conflicto y genera disturbios a nivel físico. Proponemos trabajar sobre este concepto: el ADN contiene las memorias porque así fue diseñado el cuerpo, pero también fue diseñado para que no recuerden al nacer. Por tanto, han de comprobar que la Trascendencia posibilita la Apertura, porque si recordar ya les ha sido posible, también lo será la reestructuración del ADN.

Potencializar esta tarea con imagen, visualización, entrenamiento de meditación activa, producir alimentos naturales, re-conexión de espacios naturales. Electromagnetismo produce distorsión en las esferas mentales y complica la tarea. Procuren recordar esto al momento de trabajar. Apertura, recordar, amar incondicionalmente, y abrirse a la idea de Trascendencia. Esto es el camino del guerrero espiritual y todos estamos en esa senda.
“Bienvenidos Recuerdos, pues comprendemos que no nos pertenecen, pero podemos aplicar sobre ustedes nuestra fuerza/energía para impulsarnos hacia la Trascendencia”. 

Mensaje canalizado el 7 de febrero de 2016.

Entradas populares de este blog

Preguntas frecuentes al momento de solicitar una lectura

Decálogo personal