"Despierten a su corazón dormido"



“Caridad desde la profundidad del corazón/timo. Caridad no complejiza el amor, sino que lo potencia. Se nutre el corazón  de las acciones caritativas no desde el desdén, más sí desde la generosidad. Amados hijos, en Amor compartan. Darse es unirse, entregarse plenamente a una voluntad superior. Potencien en ustedes mismos la maravillosa capacidad de dar de sí con generosidad. Ejerciten la confianza, amplíen su capacidad de comprensión frente al dolor ajeno. ¿Cuál es la recompensa de hacer estos esfuerzos? La recompensa habita en la comprensión y descubrimiento de ese compartimiento secreto que anida en ustedes mismos, el don maravilloso del Amor Incondicional.

El está allí aguardando gestos y acciones que lo despierten. Está tan ávido de despertar en ustedes que el impulso proviene de él mismo, manifestado de múltiples formas. El amor sin condiciones permite que la entrega se haga sin esperar recompensas, no hay necesidad porque el alma se quita de encima esos pesos innecesarios, el peso de las necesidades mundanas. Aliviarse es sanarse a través del ejercicio del amor pleno, porque no todo puede conseguirse a través de las meditaciones, que son maravillosos encuentros con uno mismo.

Estos ejercicios los acercan a otras almas para reconocerse, reconectarse, recordarse, re-armarse, y a través de ello comprender que nunca estuvieron solos ni apartados. Nunca fueron abandonados.

Amados, creadores de destinos, abran sus corazones a estas posibilidades venciendo el miedo de lo que pueda pasar. Bendigan su camino, permitan que el Amor fluya en ustedes a través de la compasión y en el ejercicio pleno del amor bríndense con generosidad. La recompensa es abrirse e integrarse a la Consciencia Suprema mediante el perdón, que es una forma del Amor sin la cual nada de esto sería posible.
Amados, despierten a su corazón dormido. Benditos sean.”

Canalizado el 30 de noviembre de 2015.