Ir al contenido principal

"Despierten a su corazón dormido"



“Caridad desde la profundidad del corazón/timo. Caridad no complejiza el amor, sino que lo potencia. Se nutre el corazón  de las acciones caritativas no desde el desdén, más sí desde la generosidad. Amados hijos, en Amor compartan. Darse es unirse, entregarse plenamente a una voluntad superior. Potencien en ustedes mismos la maravillosa capacidad de dar de sí con generosidad. Ejerciten la confianza, amplíen su capacidad de comprensión frente al dolor ajeno. ¿Cuál es la recompensa de hacer estos esfuerzos? La recompensa habita en la comprensión y descubrimiento de ese compartimiento secreto que anida en ustedes mismos, el don maravilloso del Amor Incondicional.

El está allí aguardando gestos y acciones que lo despierten. Está tan ávido de despertar en ustedes que el impulso proviene de él mismo, manifestado de múltiples formas. El amor sin condiciones permite que la entrega se haga sin esperar recompensas, no hay necesidad porque el alma se quita de encima esos pesos innecesarios, el peso de las necesidades mundanas. Aliviarse es sanarse a través del ejercicio del amor pleno, porque no todo puede conseguirse a través de las meditaciones, que son maravillosos encuentros con uno mismo.

Estos ejercicios los acercan a otras almas para reconocerse, reconectarse, recordarse, re-armarse, y a través de ello comprender que nunca estuvieron solos ni apartados. Nunca fueron abandonados.

Amados, creadores de destinos, abran sus corazones a estas posibilidades venciendo el miedo de lo que pueda pasar. Bendigan su camino, permitan que el Amor fluya en ustedes a través de la compasión y en el ejercicio pleno del amor bríndense con generosidad. La recompensa es abrirse e integrarse a la Consciencia Suprema mediante el perdón, que es una forma del Amor sin la cual nada de esto sería posible.
Amados, despierten a su corazón dormido. Benditos sean.”

Canalizado el 30 de noviembre de 2015.



Entradas populares de este blog

Preguntas frecuentes al momento de solicitar una lectura

El mundo de los hilos invisibles

No tengo ni poseo.
No me perteneces ni te pertenezco. Nadie es mío. De nadie soy.
Lo que pienses o sientas acerca de mi, te pertenece. No lo cargo. Lo que pienso o siento acerca de ti, me pertenece. No lo cargues. Amad@ Soy por lo Inconmensurable. Amad@ eres.
Cada uno de nosotros,  sumergidos en el mundo de la Dualidad, viajamos hasta el reencuentro.
Mientras tanto, amigo/enemigo, espejo y sombra, recuerda que somos apenas almas compartiendo un camino para aprender a reconocernos como puntos de luz
de un mismo Origen.


La dualidad es el mundo de los hilos invisibles, la separación es ilusión. La experiencia en la Tierra es un juego, un diseño, un escenario montado para que realicemos nuestra Gran Obra. Las almas se disponen como personajes e interactúan creando comedias, dramas, romances, suspensos, terrores... Y de cada interacción, nuestra responsabilidad es extraer la lección, el descubrimiento o la comprensión que nos ayude a “darnos cuenta”.

En este juego nada en realidad importa más que el p…

Un año de desafíos nos insta a encontrar el propósito detrás de cada lección

Hay una sabiduría muy antigua que dice que Todos somos Uno y que atraemos a nuestra vida aquello que necesitamos para evolucionar, aún cuando aquello pueda ser no tan positivo a simple vista. Hay procesos que suelen ser incómodos, ácidos, muy dolorosos y muchas veces incomprensibles, y en esos momentos creemos estar solos. Creemos estarlo, pero nunca es así. Estos procesos han sido diseñados por nuestro Ser más elevado para un propósito: Aprender a reconocernos en la fuerza del que co-crea su realidad y no en la vulnerabilidad de quien se siente a merced de  las circunstancias.Aprender a encontrarnos en la Luz que somos más allá de toda sombra, que no es otra cosa que aprender a conocernos, aceptarnos y amarnos en la misma medida, tal como somos capaces de amar a nuestros seres queridos.Aprender a darnos cuenta que no siempre nos damos ese amor y que es tiempo de empezar a hacerlo.

No es fácil reconocernos en una situación indeseada, y pasamos por todo tipo de crisis hasta que nos dam…